Los hijos de españoles o nietos menores de edad pueden solicitar la ciudadanía española y acceder al pasaporte de la Comunidad Europea y AVA Migraciones los acompaña en todo el recorrido.

Arslanian – Vedoya – Arias Duval (AVA Migraciones) ofrece el servicio de asesoramiento y gestión de ciudadanía española a hijos de españoles o nietos menores de edad: los ayuda a verificar si cumplen con todos los requisitos y a gestionar la documentación exigida.

La ciudadanía española habilita a solicitar el pasaporte de la Comunidad Europea y es transmisible a los hijos menores de edad. En algunos casos, además se adquiere el derecho a votar. Una vez presentada la solicitud formal, la espera de los turnos es de tres o cuatro meses, y el pasaporte se otorga entre seis y ocho meses después.

AVA Migraciones ya cuenta con experiencia en la solicitud del trámite y en gestionar la documentación requerida, y conoce los tiempos y pasos a seguir. Brinda asesoramiento previo, ya que estas exigencias dependen del país y no cualquiera es apto para solicitar la ciudadanía; su servicio incluye el acompañamiento presencial en el trámite y el seguimiento personal hasta la resolución, sin que el solicitante tenga que volver a ir al consulado.

También maneja los sistemas de solicitud de turnos o formularios -que se actualizan regularmente y por eso pueden resultan bastante complejos -. AVA Migraciones también se encarga de la obtención de la partida de nacimiento del antepasado actualizada, con la apostilla correspondiente.

Quienes no están familiarizados con el sistema pueden llegar a cargar mal la solicitud, no contar con toda la documentación el día del turno -y tienen que aplicar para una nueva cita-, a veces no consiguen turno o tienen que ir muchas veces al consulado, tanto para averiguar como para hacer el trámite. Hay consulados que no están abiertos al público para solicitar información y solo pueden consultarse por la página web, que a veces está en otro idioma o es compleja.

Más allá de lo que significa acceder a una ciudadanía de la Unión Europea, para muchos de nuestros clientes, este trámite supone una reparación emocional: acceder a la ciudadanía de sus padres o abuelos.