Los ángeles de la guarda de los expatriados

Eliana Elizondo es apoderada de AVA Migraciones en San Juan, y su trabajo de asesoramiento y gestión migratoria consiste en que los expatriados enfoquen todas sus energías en sus funciones laborales.

 

“Lo tomo como un puesto de ángel de la guarda”, nos cuenta Eliana Elizondo, apoderada de Arslanian – Vedoya – Arias Duval (AVA Migraciones) en San Juan. Se siente responsable de cuidar, velar y asistir a cada expatriado que llegua a San Juan; muchas veces aún no hablan español y seguro no conocen los procedimientos administrativos ni dónde son las citas o cómo manejarse en esos lugares. “Confían en nosotros -nos explica- y nos entregan sus documentaciones para que todo resulte de la mejor manera”. 

Eliana considera que acercar soluciones de relocation para empleados le da la oportunidad de hacer una diferencia en la vida de las personas y “brindarles la mejor experiencia en la gestión de su solicitud de residencia o su permiso de trabajo en la Argentina, por ejemplo, y hacer ameno cada uno de los pasos”.

Para Eliana, que los expatriados sepan que cuentan con el apoyo de AVA Migraciones significa que enfocan todas sus energías en sus funciones laborales; dejan en sus manos todas las cuestiones referidas a la regularización de su situación migratoria y la de sus familias y pueden encontrar el ritmo en una nueva ciudad. “Como consultora de trámites migratorios ayudamos a sus familias con la búsqueda de colegios y de su nuevo hogar, lo cual no siempre es fácil. Una cálida bienvenida y una guía acertada cuando estás llegando a un país nuevo hace la diferencia de cómo comenzás tu camino en ese lugar”, agrega mientras recuerda varias experiencias.

Para un expatriado y su familia que querían conocer un poco más de la ciudad, la consultora coordinó un recorrido de turismo receptivo por los puntos de interés tradicionales; pero, además, al tour se sumó el especialista inmobiliario de AVA Migraciones para explicarles cómo están distribuidas las zonas residenciales de San Juan y cómo es el acceso a los principales servicios. “De esta manera logramos acercarlos tanto a nuestra cultura como a la calidez sanjuanina tan característica”, nos cuenta Eliana con una sonrisa.

“Nunca tenemos un día normal en la oficina -agrega- el proceso para solicitar un permiso de trabajo o una residencia puede demorar entre treinta minutos y cuatro horas”. Sin embargo, para Eliana, lo mejor de ser consultora de migraciones en San Juan es la cercanía con los agentes oficiales: “al visitarlos regularmente, ya conocen nuestra manera de trabajar y esto nos permite acceder a respuestas con mayor facilidad”.

Por ejemplo, en 2018 comenzó la implementación del nuevo sistema RADEX para el ingreso de las solicitudes, de un momento a otro. “En AVA Migraciones estudiamos el sistema de inmediato -recuerda Eliana- y generamos procedimientos de carga para poder avanzar con los nuevos casos, por eso los apoderados estuvimos siempre actualizados. El resto fue trabajar compartiendo nuestro entrenamiento y experiencia con las autoridades y los agentes de la delegación en San Juan, que siempre mostraron buena predisposición para resolver cada toma de trámite de la mejor manera posible.”